¿Qué hizo el gobierno de Zapatero ante la crisis económica de 2008?

Antes de empezar, hemos de ver cómo y por qué, llegamos a la crisis financiera del 2008.

Primeramente, se produjo una bajada de los tipos de interés, subió de manera brutal el precio de la vivienda por la especulación.

Debido a la bajada de los tipos de interés y aprovechando la gran subida de los precios de la vivienda, los bancos y cajas de ahorros comenzaron a conceder hipotecas y créditos a todo el mundo. Independientemente de la renta o el aval.

Además, alargaron los préstamos para poder pagarlos, y pensaron que la vivienda seguiría subiendo de precio, por lo que, si no podías hacer frente al préstamo, vendiendo la casa, lo podrías pagar y además obtener beneficio. Pasó lo mismo con los créditos y préstamos.

Una vez que los bancos y cajas de ahorros se quedaron sin dinero, pidieron más, endeudándose con bancos y entidades extranjeras.

Como concedieron crédito a todo el mundo, muchas personas no pagaron la deuda, y así tampoco las entidades financieras lo hicieron con los bancos extranjeros. Lo que provocó el bum y el estallido de la economía española.

Se dejó de conceder créditos y empezaron a llevarse a cabo embargos, las empresas tuvieron que despedir a una gran cantidad de gente e incluso muchas de ellas cerraron. En otras palabras: CRISIS

Entonces, el gobierno asegura que la situación económica española se encuentra “en la Champions League de la economía mundial”.

A principios de 2008, durante los últimos meses de la primera legislatura de Zapatero, se dan a conocer varios datos que alertan sobre un notable deterioro de la situación económica española. La inflación se dispara hasta niveles no vistos en doce años, lastrada por el encarecimiento del petróleo y los alimentos básicos; el desempleo empieza a despegar con casi cuatrocientos mil parados más que al comienzo de la legislatura; se observan caídas en el consumo de los hogares, las ventas del comercio al por menor, el índice de producción industrial, la matriculación de vehículos, el número de hipotecas concedidas, la recaudación por IVA, etc. Solbes, ministro de economía calificó de “enormemente exagerado” decir que España está en crisis, aunque asegura que el país no volverá a tener superávit hasta 2011.

Desde el gobierno se tiende a relativizar los datos económicos adversos y a negar de forma tajante cualquier indicio de crisis económica.

La política económica del gobierno de Zapatero, llevada a cabo, primero por Pedro Solbes y luego Elena Salgado, fueron de gran calado social, pretendiendo estimular la demanda en el país, miles de millones de euros de gasto público.

Como el  cheque-bebé en julio de 2007, 2500 euros por cada nuevo hijo nacido; a finales de noviembre de 2008, Zapatero anuncia un plan urgente para la reactivación de la economía dotado con 11.000 millones de euros, un 1,1% del PIB, con el que se espera conseguir la creación de 300.000 puestos de trabajo durante 2009. El plan contempla que 8.000 millones de euros se destinen a la inversión pública en los ayuntamientos (Fondo Estatal de Inversión Local); rescate de cajas de ahorro, como la de Castilla-La Mancha o el famoso plan E, cuyo objetivo era crear empleo y estimular la economía mediante la mejora de las infraestructuras de las ciudades y pueblos. El gobierno inyectó en varias fases más de 50 mil millones de euros.

Esta política socialista no fue capaz de reactivar el crecimiento ni frenar el decrecimiento, y lo que provocó fue: un endeudamiento del estado por el gran gasto público que hubo, pasando la deuda pública de un 35,60% del PIB en 2007 a un 69,50% en 2011;  la prima de riesgo con respecto al bund alemán comenzó a dispararse durante el verano de 2011 hasta la cifra récord de 416 puntos, acrecentando los temores de un posible rescate económico de la UE a España; una gran tasa de paro que pasó de un 8,42% en el primer trimestre de 2007 a un 21,08% en el primer trimestre de 2011; el número de afiliados se redujo en un 11,98%; el PIB cayó entre 2008 y 2011 un 9,9%; el ratio de morosidad alcanzó los niveles más altos desde que se empezó a utilizar dicho indicador en 1962, superando incluso los alcanzados durante la crisis económica de 1993 en España.

Como consecuencia el gobierno dimitió, dejando a España al borde de la quiebra y el rescate.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s