Política, la ciencia del fracaso.

Damos por hecho que la economía y la política, son dos ciencias que rigen y organizan la sociedad. Pero, ¿es correcto utilizar el término ciencia?

Los científicos son personas que mediante un método experimental, demuestran teorías con la comprobación de las mismas. Al fin y al cabo, todos se ponen de acuerdo o alcanzan una verdad al descartar otras posibles hipótesis que han sido planteadas, probadas y falladas, y por lo tanto erróneas al alejarse de la verdad.

Con la política no sucede así, siguen habiendo muchas teorías que, después de su experimentación y fracaso, siguen siendo apoyadas; como es el caso del comunismo, cuyos defensores afirman en multitud de ocasiones que este sistema no ha funcionado porque no se ha llevado bien a cabo. En ese punto, es necesario observar la historia y comprobar si es cierto o no, que se produjera esa colectivización de los medios de producción. Así, en el “Gran Salto Adelante”, medida económica de la China de Mao Tse Tung durante los años 1958 y 1961, se produjo una colectivización agraria que acarreo la prohibición de la propiedad privada, provocó la caída de la economía y la mayor hambruna de la historia donde murieron entre 18 y 45 millones de personas.

Entonces, si el comunismo no ha funcionado, ¿por qué sigue teniendo apoyo? ¿es que entonces la política no es una ciencia?

A esto he de responder primero a la segunda pregunta diciendo que sí, lo es, es una ciencia cuyos métodos distan mucho de los que siguen los científicos, y esto es así porque quienes participan en ella no son científicos; no son personas con conocimientos suficientes, como es en el caso de la física, en la que todas las personas que participan en ella son personas formadas a las que poder llamar científico.

Entonces ahí es donde está el problema, se hace llamar ciencia, pero no es controlada por científicos, es controlada por personas que no tienen los conocimientos suficientes o que son sectarios ideológicamente, y eso es lo que hace que no podamos progresar al ritmo o con las mismas facilidades que lo hacen las demás ciencias, porque estas implican conocimiento, el conocimiento implica experiencia, la experiencia fracaso, y la política no aprende de los fracasos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s