Consecuencias económicas de la independencia de Cataluña.

Con la salida de la Unión Europea, por la ruptura con España, Cataluña no contaría con la supervisión del Banco Central Europeo y no tendría divisa comunitaria (euro). No contaría con los fondos estructurales y estaría fuera del Banco Europeo de Inversiones.

Si crea su propia moneda, está en juego su nivel de credibilidad en los mercados. Esa divisa se podría depreciar y con ello elevar la inflación en Cataluña, afectando negativamente al poder adquisitivo de los trabajadores catalanes. Además, los beneficios que supone para la exportación una divisa débil se verían limitados por los costes de las importaciones y las barreras arancelarias de la UE.

Actualmente, la deuda pública catalana es del 35,4% sobre PIB catalán, pero en el caso de un Estado independiente, al Govern no le quedaría otra que aumentarla considerablemente. De hecho, según los cálculos de ING, la deuda pública catalana alcanzaría entre el 105% y el 120% del PIB.

deuda publica cataluña independencia

Habría un desplome de las exportaciones que suponen el 31,26% de su PIB, sobre todo las exportaciones a los países de la UE, que son el 65% del total. La caída de las exportaciones supondría aproximadamente una caída del PIB catalán en un 20,32%, unos 43.059.008.850€.

exportaciones catalñapib catalan

Cataluña dejaría de recibir 67.371.110.000€ por parte del Estado español. Actualmente aporta 59.932.110.000, entonces, recibe unos 7.439.000.000€ más de los que aporta, y aun así presenta un déficit de 1.968 millones de euros, un 0,93% sobre PIB catalán. ¿Qué pasaría entonces si deja de recibir financiación por parte del gobierno?

Por último, la tasa de paro es del 13,72% en el segundo trimestre de 2017. En el primer semestre del año 405 compañías han iniciado el éxodo empresarial fuera de Cataluña. ¿Qué pasará entonces con esa tasa de paro?

RESULTADOS: 

Deuda pública se dispara hasta más del 100%.

Pierde un 20,32% de PIB en concepto de exportaciones con países de la UE.

Deja de recibir 67.371 millones de euros de parte del Estado, un 31,79% del PIB catalán.

Queda aislado institucional y económicamente.

Nueva divisa devaluada, provoca inflación y pérdida de poder adquisitivo.

Aumento de la tasa de paro.

Aumento de los impuestos como consecuencia de la falta de ingresos, déficit y gran deuda.

Mi reflexión es: si ser demócrata es permitir la ruina y destrucción de un territorio, ¿qué es entonces la democracia?

Fuente: Datosmacro.com


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s