Evolución y desarrollo del liberalismo económico

Esta semana tuve la oportunidad de participar en un encuentro universitario llamado UNIVforum, donde, con el tema “Rethinking the future”, todos los participantes teníamos que elaborar un trabajo individual (en mi caso individual) o en grupo sobre posibles soluciones o vías futuras a problemas del presente. Fue una gran ocasión para poder plantear el conjunto de ideas liberales como una manera de progresar. Además, conté con la dirección, corrección y ayuda en el trabajo del famoso economista el Doctor Juan Ramón Rallo, conocido por sus apariciones en tertulias televisivas como La Sexta Noche o Espejo Público, por ser director del Instituto Juan de Mariana y por sus numerosas obras escritas sobre Economía.

EVOLUCIÓN Y DESARROLLO DEL LIBERALISMO ECONÓMICO

EL BIG BANG LIBERAL

El primer interrogante que abordamos cuando hablamos de liberalismo es ¿cómo y por qué surge? Se trata de un sistema que pretende organizar la Economía, pero ¿qué es la Economía? Para poder tratar el surgimiento del liberalismo, primero hemos de hablar del Big Bang económico.

El Big Bang económico tiene su origen en dos causas: la primera es la escasez de recursos; estos son limitados, por lo tanto, debe de existir un criterio que regule o al menos priorice el qué, cuánto, cómo y para quién van a destinarse o usarse los pocos recursos de los que disponemos. La segunda, unida intrínsecamente a la anterior, es que el ser humano es por propia naturaleza un ser social, para poder existir y desarrollarse necesita de relaciones con otras personas, y a estas relaciones se suma el principio de escasez, en consecuencia, se construye un criterio común a los individuos que establece las respuestas a las cuatro cuestiones anteriores (qué, cuánto, cómo y para quién) según las necesidades de los individuos. Pongamos un ejemplo aclaratorio; tenemos a una persona que necesita un bien determinado, como los bienes son escasos (se cumple el primer motivo) y para conseguir ese bien necesita de otra persona que, o bien lo produzca o lo tenga en propiedad o simplemente le ayude a obtenerlo, tiene que establecer una relación con él (se cumple el segundo motivo), bajo el criterio de su necesidad. Aquí se presenta el “espacio” donde ambas partes, que a partir de ahora denominaremos demanda y oferta, concurren, y este es el mercado. El mercado son las relaciones entre personas que demandan y personas que ofertan, basándose en la necesidad que tiene cada uno e impulsadas por la escasez de recursos.

Como hemos demostrado, la economía no es ninguna invención humana, es una actividad que surge como consecuencia de nuestro propio ser, por el instinto básico de supervivencia. El mercado no es otra cosa que las propias relaciones interpersonales cuyo fin es satisfacer las necesidades de las partes.

De estos dos puntos básicos anteriores (escasez y relaciones), se establece de manera automática el derecho subjetivo de propiedad privada, que, a fin de cuentas, lo que procura son unas normas de convivencia para que las personas puedan relacionarse sin derivar en ningún conflicto social. Este derecho de propiedad no es solo impuesto o establecido para regular, sino que es algo originario de la persona, se puede justificar desde un punto de vista ético. El hecho de ser persona ya te otorga un conjunto de derechos individuales como el derecho a la vida o la dignidad. La propiedad privada es un valor individual que nos permite convivir y relacionarnos con demás individuos en paz. Ejemplo básico sería: tenemos derecho a la propiedad sobre nuestro cuerpo, así nadie puede violentarlo, porque de no ser así entraríamos en conflicto social.

Establecidos unos pilares básicos y teóricos sobre lo que es la Economía, sus motivos y surgimiento y la propiedad privada como engranaje clave para la convivencia social, el ser humano ha ido desarrollando poco a poco, al igual que en otros campos como el científico, sistemas, métodos o criterios para organizar la Economía.

Al inicio de la Historia de la humanidad surge el comercio, originariamente las personas se dedicaban al intercambio de bienes y servicios mediante el trueque. El problema que acarreaba esto era que, por un lado, no existía ningún método de asignación de valor de los bienes o incluso peor en el caso de los servicios y el segundo problema era y es que los bienes o servicios no son divisibles, esto, dificultaba el comercio, por lo que surgió el dinero. Al principio se usó sal o minerales, porque eran cuantificables, aceptados por todo el mundo y podían ser divisibles, con lo cual se podía asignar valor a cualquier bien. Pero el problema era que estos ya eran bienes de por sí, entonces, tenían más usos además del monetario, eran escasos y podían perder valor, por lo que se crea el dinero signo, que ofrece mayores posibilidades que el dinero mercancía. Se establecen los precios, que intentan medir el valor real y universal de los recursos. Así, mediante la creación artificial de un sistema de precios basados en el dinero como aceite que engrasa un motor, las relaciones económicas se desarrollan a un nivel mucho más rápido. Esto nos permite a la vez que el conocimiento y desarrollo científico, crear nuevos bienes, utilizar y aprovechar mejor los recursos, de una manera mucho más eficiente.

El liberalismo es el sistema económico que toma como axioma la propiedad privada y que, mediante el establecimiento del dinero y en consecuencia los precios, permite la libre y natural interacción entre la oferta y demanda en el mercado.

Todo lo anterior es explicado por Adam Smith, quien es considerado padre de la economía por recoger en su obra La riqueza de las naciones, todas las normas, funcionamiento e historia de la economía hasta su tiempo.

SURGIMIENTO DEL PRINCIPAL SISTEMA ALTERNATIVO AL LIBERAL

Después de miles de años de desarrollo económico y tecnológico se produce uno de los mayores puntos de inflexión en la historia económica y científica de la humanidad; la Revolución Industrial. Desde entonces, mediados del siglo XVIII, con origen en Gran Bretaña, todo, tecnológica y económicamente, cambió a un ritmo exponencial. Cambiaron el sistema productivo y los métodos de fabricación, que pasaron a ser mucho más eficientes con la incorporación de maquinaria en el proceso.

Se evolucionó de un modelo económico basado en la producción agrícola a uno basado en la nueva industria. Esto provocaría un nuevo “ordenamiento social” apareciendo, por un lado, la clase trabajadora o clase obrera, que aportaba el factor trabajo, y por otro la clase burguesa: con mayores medios económicos que la clase trabajadora y que aportaba el capital, tanto físico como económico.

En este nuevo contexto aparecen en escena el filósofo alemán Karl Marx y su colaborador y patrocinador Friedrich Engels aprovechando la difusión de la falsa idea estatista que inundó la opinión pública que argumentaba que la clase trabajadora era oprimida y explotada por los capitalistas y que los obreros tenían unas pésimas condiciones de vida, cuando en realidad la mejora en el proceso y la reducción de los costes les proporcionó mayores salarios, menores precios y provocó un aumento de la productividad marginal: la renta nacional inglesa se duplicó entre 1800 y 1850, la tasa de crecimiento de la población fue del 1,2-1,5% anual entre 1782-1855, el porcentaje de familias dedicadas a la agricultura descendió siete puntos entre 1811 y 1831 mientras que a la par aumentaba el número de familias dedicadas al sector servicios, las cajas de ahorro, tras su creación en 1817, acumulaban unos depósitos de 14,3 millones de esterlinas en 1829 y de casi 30 millones en 1850, siendo la mayor parte ahorros de asalariados y artesanos. Las sociedades de asistencia y ayuda mutuas, unas 20.000 en 1858, llegaron a reunir cerca de dos millones de socios…

Ambos redactan y publican en 1848 El manifiesto comunista, donde auguran la caída del sistema capitalista o de libre mercado y la transición a un socialismo y posteriormente al comunismo. Según ellos y sobre todo Karl Marx en su posterior obra El capital, el problema de las “malas condiciones del proletariado” era la propiedad privada de los medios de producción por parte de los capitalistas o empresarios, y por lo tanto la solución al conflicto era la socialización de dichos medios, acabando con la propiedad privada sobre esos medios y acabando con las clases sociales.

Este ideario tuvo una gran trascendencia, hasta tal punto que desencadenó una revolución: la bolchevique en 1917. El ejército rojo con Vladimir I. Lenin como líder se hizo con el poder de Rusia tras una revolución. Lenin inspirado en la teoría de Marx se decidió a aplicarla. Pero ¿cómo? En El capital Marx añadía que la producción debía ser regulada conscientemente por una asociación de hombres de acuerdo con un plan determinado, por lo tanto, la producción estaría planificada ¿sobre qué principio o regla? Marx y Engels nunca lo desvelaron. Decir que el comunismo es inevitable no explica como este va a organizar la producción.

Así que, finalmente se recurre a la planificación por parte del Estado de la Economía. Esto supone la eliminación del sistema de precios, del dinero y del mercado en consecuencia. El problema que esto supone es que es imposible que un organismo sea capaz de controlar u organizar una sociedad entera o como bien hemos mencionado anteriormente; una oferta y una demanda. Al no existir un sistema de precios, se desconoce el valor real de las cosas y el poder adquisitivo de la población, dificultando la relación entre las partes. Además, el sistema de precios hace que las personas reciban una retribución en función de la naturaleza y su aportación al proceso productivo; el salario.

Este, es fruto del ejercicio del trabajo, y el trabajo es propiedad privada de la persona, porque es ella la que libremente decide ejercerla física y/o intelectualmente, por lo tanto, la consecuencia del trabajo es propiedad privada, y así, acabar con ella o atacarla sería ir en contra de un derecho subjetivo y natural de la persona y contra su propio ser.

Puede parecer que esta tesis es demasiado teórica, pero no me invento nada. Así pasó en la revolución bolchevique y el resultado fue desastroso. Se estableció un órgano controlador de toda la economía: el Consejo Económico Supremo. Este procedió a la nacionalización de la banca, de la industria y de las grandes empresas, cuyo control fue cedido a comités obreros. Acabó con cualquier iniciativa comercial o de contratación y con el sistema de precios que fue sustituido por unas cartillas de racionamiento, mediante las cuales se debía de llevar a cabo la redistribución de los bienes. El gobierno confiscó la producción agrícola para repartirla en otras ciudades.

En ausencia de precios para coordinar qué, cuánto y cómo producir, las empresas productoras disminuyeron su producción hasta menos de una quinta parte de su nivel de 1916. Podemos comprobar que lo explicado está lejos de ser una sandez, es imposible que un órgano controle la demanda y la oferta. Los campesinos se revelaron en contra de las confiscaciones y empezaron a esconder cosechas; se cumple de nuevo la natural reacción de las personas ante su derecho elemental de propiedad sobre el fruto de su trabajo. En las ciudades, la falta de comida y otros bienes era tan severa que muchos se marcharon al campo para evitar el hambre.

También, con la ausencia de precios, se pierde cualquier tipo de control sobre los recursos existentes y se acaba con la iniciativa y motivación que ha llevado a avanzar a la sociedad mediante el desarrollo tecnológico y la reducción de costes, y es aquí cuando llegamos a otro fallo de la teoría marxista. El error radica en la consideración que hace Marx acerca de los recursos. Cree que los medios escasos son como una tarta a repartir y que, los capitalistas se apropian la mayoría de la tarta y el resto está en manos del proletariado. Parece cierto, siempre imaginamos esto, que a corto plazo tenemos unos recursos y que hay personas que tienen mucho más de ellos que otras, pero el problema está en considerar solo el corto plazo, porque si observamos la evolución a largo plazo las personas son cada vez más ricas. Es perfectamente demostrable, no hacen falta grandes análisis de reparto de riqueza en diferentes sociedades, simplemente basta con considerar lo siguiente: ¿cuánta gente podía tener un smartphone hace 10 años? En 2020 se prevé que el 70% de la población mundial tenga uno.

Las desigualdades siguen existiendo, es lógico y justo, pero las personas pueden disponer cada vez de más recursos, es decir, que la tarta va siendo cada vez más grande. Habrá personas no ricas, pero tampoco pobres, la desigualdad no implica, como parece que, si lo hace la teoría comunista, que para poder ser rico es necesario aprovecharse de una gran masa de pobres para quitarles sus recursos.

Y todo esto lo facilita el avance tecnológico y la reducción de costes, que se traduce en el desplazamiento a la derecha de la curva de transformación: la posibilidad de producir mayor cantidad de combinaciones de bienes en una economía.

Otro fracaso histórico del intento de implantación del sistema económico comunista fue con la política del Gran salto adelante, de la China de Mao Tse Tung entre 1958 y 1961, donde se pretendió la colectivización agraria mediante la expropiación y la implantación de cartillas de racionamiento sustituyendo al sistema de precios. El resultado fue una hecatombe demográfica, se estima que murieron entre 15 y 40 millones de personas por ausencia de medios.

EL ERROR IDEOLÓGICO DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL DEL 68

 Y de esta refutación teórica y práctica llegamos al error de los movimientos estudiantiles internacionales de 1968. Estos, buscando mayor implicación en la vida política y en la sociedad, como manera de protesta y expresión de disconformidad con la situación y sistema, asistieron a multitudinarias manifestaciones y actos donde reivindicaban valores e ideas como el progreso social o mayor libertad, tanto de pensamiento como de actuación. Pero el fallo estuvo en las bases ideológicas donde pretendieron cimentar el movimiento, que fueron marxistas, anarquistas, trotskistas o maoístas, en su mayoría, y todas ellas contrarias al ideal liberal. Así, enfocaron mal la solución al problema, porque el marxismo nunca les hará partícipes de la vida política, sino que mediante el comunismo implantará un sistema de planificación que quitará la libertad de actuación a las personas y entonces, no conseguirían el progreso y avances sociales que ellos defendían y tenían como objetivos; tanto mayor libertad individual como la reducción de la pobreza, que, por el contrario, si podrían, acogiéndose al ideario liberal.

LO QUE HA SUPUESTO EL LIBERALISMO

Una vez tratado lo que es y lo que no es liberalismo desde un punto de vista teórico, demostremos históricamente toda esta hipótesis desarrollada anteriormente. Tomemos varios casos de países en concreto: China, Irlanda España y por otro lado trataremos lo que ha supuesto la globalización.

– China: quizás sea el país que más cambio haya podido sufrir tras ese intento de gran salto adelante de El Gran Timonel. Después de que Deng Xiaoping tomara el mando del país en 1978, China empezó a plantearse un cambio de políticas y decidió ir adoptando poco a poco medidas liberales: creación de Zonas Económicas Especiales (ZES) donde se permitía el desarrollo libre del mercado, nuevo marco de relaciones comerciales con la disminución de los aranceles, privatización y liberalización de la industria del país, en general, mayor libertad.

Los resultados han sido más que satisfactorios:

  • Gran disminución de la pobreza que, según datos del Banco Mundial, con ajustes de inflación y poder adquisitivo, desde 1980 a 2010 pasó de un 80% a un 10%.proteccionismochina3.jpg
  • Crecimiento del PIB que pasó de 149 mil millones de dólares en 1978 a 11 billones en 2016, lo que supone una tasa de variación del 7389,03% mientras que el PIB mundial ha crecido desde entonces un 784,82% y el de EEUU un 687,97% en US$ a precios actuales. PIB CHINA.PNG
  • El PIB per cápita creció desde los $156,40 en 1978 a los $8.123,2 en 2016, un incremento del 5093,97% a precios actuales. El PIB per cápita en el Mundo ha crecido desde entonces en un 409,53% y el de EEUU un 442,79%.pib per capita chino.PNG

– Irlanda: tras ser reconocida como Estado libre en 1922, los independentistas irlandeses se decantaron por el proteccionismo al relacionar el enemigo: Gran Bretaña, con el librecambio. Se establecieron unos aranceles muy altos, se prohibió la intervención en los negocios por parte de personas extranjeras y se rompieron los vínculos con sus “opresores” para así, intentar que el comercio interior irlandés y su economía resurgiera. Como ya se ha demostrado en numerosas ocasiones históricamente, esto no surtió efecto: una gran crisis económica y emigración. A partir de 1957 su política económica cambió rotundamente abriéndose a los mercados y al libre comercio. Aunque en la década de los 80 tuvieron una tasa de desempleo del 17% debido al desfase tecnológico y social que sufrían con el resto de países europeos que provocaría de nuevo una fuerte emigración de los jóvenes. A partir de 1987 con un nuevo gobierno, se decidieron a transformar la política fiscal: bajaron los tipos impositivos a unos niveles muy favorables para las empresas lo que provocó que multinacionales como Microsoft, Intel o Apple, instalaran allí su domicilio fiscal para el mercado europeo. Se recortó el gasto y debido a los impuestos bajos que estimularon la economía se redujo la deuda pública en un 120%. El Estado dejó de tener tanto poder en la economía y depositó su confianza en la sociedad. Esto hace que actualmente Irlanda sea una de las cinco economías más ricas de la eurozona.

Y así lo respaldan los datos económicos: desde 1987 hasta 2016 el PIB irlandés creció un 766,6% y el per cápita 542,31%, a su vez el PIB mundial creció un 342,22% y el per cápita un 198,1%, el estadounidense lo hizo en un 281,28% y el per cápita en un 185,89%, todo a precios actuales en $US.PIB per capita irlanda.PNGPIB IRLANDA.PNG

– España: el último y más cercano caso a ver es el milagro económico español acaecido en la década de los 60. A pesar de ser actualmente una economía intervenida en el 42,20% por el Estado, España sufrió un cambio de rumbo económico bastante importante en lo que se denomina tardofranquismo o época de desarrollismo. Se conoce también como el milagro económico español. Tras un período devastador de guerra civil, se implanta un sistema económico autárquico, basado en la planificación y control de la economía desde el gobierno y un sindicato vertical, en lo referido a las relaciones laborales. La renta per cápita (en euros de 2010) había pasado de 3.148 euros en 1939 a 3.490 euros en 1950. Apenas un 10% de incremento en una década (menos de un 1% al año). En 1957, Laureano López Rodó, Alberto Ullastres y Mariano Navarro Rubio entraron en el Gobierno. Son los famosos tecnócratas del Opus Dei. Su apuesta por la liberalización no fue bien entendida en muchos sectores del franquismo más falangista. Y tampoco fue fácil mantenerla, porque el shock sobre la economía ultraintervenida fue importante: entre 1958 y 1959 el país sufrió una recesión que generó tensiones en el régimen.

Liberalización económica, apertura comercial, integración en los mercados internacionales, atracción de turismo e inversión extranjera. Esas fueron las medidas que se tomaron para mejorar la economía, y dieron sus frutos: entre 1960 y 1970 el PIB per cápita español aumentó un 205% frente al 78,17% mundial y el 74,48% estadounidense, en US$ a precios actuales. E igual ocurrió con el PIB, el de España aumentó en esa década un 238,65%, el de EEUU un 126,90% y el del Mundo un 98,03%.pib per capita españa.PNGpib españa.PNG

Todo este desarrollo compartido no hubiera sido posible sin el proceso de globalización que ha permitido que desde 1980, más de 1.000 millones de personas hayan escapado de la pobreza extrema (el número de pobres extremos se ha reducido desde 2.000 millones a 705): mientras que hace 40 años el 44% de la población mundial se hallaba sumido en la más absoluta miseria, hoy lo hace el 9,5%. Hasta el propio Banco Mundial reconoce que esta lacra podría finalmente desaparecer por entero en menos de 15 años.pobreza mundial.PNG

¿Cómo ha sido esto posible? Tal como recogen los economistas Romain Wacziarg y Karen Horn Welch, aquellos países que se abrieron a la globalización entre 1950 y 1998 experimentaron un crecimiento anual medio 1,5 puntos superior al de aquellos otros países que no lo hicieron. Por eso mismo, los economistas Andreas Bergh y Therese Nilsson han encontrado una fuerte correlación negativa entre pobreza extrema e intensidad de apertura a la globalización de un país: a más globalización, menos pobreza extrema; y a menos globalización, más pobreza extrema (hablamos de globalización incluyendo en ella libertad económica). Y porque la pobreza extrema se está reduciendo, las rentas cada vez se van igualando, los ingresos de los más pobres crecen más rápido que los de los ricos y, en consecuencia, el índice Gini global de la renta se reduce significativamente por primera vez desde la Revolución Industrial.

SOLUCIONES PARA EL MUNDO ACTUAL

La historia sirve, entre otras muchas más opciones, para comprenderla, conocerla y tenerla en cuenta. Eso viene a decir que debemos de aprender de los errores y de los aciertos, y como ya hemos demostrado el marxismo o cualquier sistema que pretenda acabar con la libertad no funcionará y será un error. Así, apoyándonos en los sucesos históricos, afirmamos que las medidas que pueden solucionar problemas actuales o que ayuden al desarrollo en el mundo de hoy, tienen que ser liberales. ¿Cuáles pueden ser estas? Todas aquellas que den cuanta más libertad, mejor.

La más significativa es la reducción del peso del Estado en la economía, cogiendo así mayor fuerza el individuo. Esta reducción se produce mediante la bajada de impuestos y la reducción del gasto.

El Estado no tiene competencia ni incentivos tan fuertes como podrían tener los demás agentes económicos como las familias y empresas, que hace que el dinero en sus manos (del Estado) tenga una capacidad productiva menor o incluso nula. Un ejemplo real de gestión pública vs privada es como ha evolucionado la deuda en España de ambos sectores tras la crisis financiera. La deuda privada -empresas y familias- ha caído desde 2009 a 2016 un 24,5% del PIB, mientras que la deuda pública ha aumentando desde entonces un 88,26%. La razón es la que hemos expuesto anteriormente, la falta de incentivos objetivos como es el beneficio económico. Siguiendo el razonamiento, cuanto más Estado, más capacidad de generar deuda, cuanto menos, menos capacidad de crear deuda y más productividad, por lo tanto, más desarrollo. Teniendo en cuenta que el Estado no produce, es decir, sus ingresos no provienen del aprovechamiento de recursos del país o de atracción de capital extranjero, sino que procede de las empresas que son quienes, junto a las familias, crean riqueza con esa explotación de los recursos y la atracción de capital.

Solución concreta: bajar los impuestos, acabar con todas las trabas legales-estatales, y reducir y controlar el gasto público. Cuanta más libertad, más prosperidad.

 

Bibliografía

– Mayoría de datos técnicos extraídos del Banco Mundial.

– Enlaces:

https://www.libremercado.com/2016-09-13/como-china-redujo-la-pobreza-del-80-al-10-1276582285/

https://www.clublibertaddigital.com/ilustracion-liberal/29/el-camino-irlandes-a-la-prosperidad-jose-carlos-rodriguez.html

https://www.libremercado.com/2017-07-16/sesenta-anos-del-inicio-del-milagro-economico-espanol-del-subdesarrollo-a-la-clase-media-occidental-1276602963/

http://www.eleconomista.es/economia/noticias/8360353/05/17/La-deuda-privada-cae-mas-de-502000-millones-en-siete-anos-record-en-Europa.html

http://www.liberalismo.org/articulo/299/27/revolucion/industrial/mitos/socialistas/

https://blogs.elconfidencial.com/economia/laissez-faire/2017-10-18/para-erradicar-pobreza-mas-capitalismo_1462518/


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s