Lotería vs bolsa

Llegan fechas importantes, llega la Navidad y como consecuencia de ella tienen lugar los premios de lotería con más fama de España; la de Navidad y la del Niño. Aprovechando la ocasión, me gustaría hacer una reflexión sobre una manera de pensar y actuar generalizada que no considero acertada. Mi pregunta es: ¿por qué lotería sí y bolsa no?

Según la última encuesta del Banco de España, 5,2 millones de españoles tienen acciones, frente al 90% de participación que tiene la lotería de Navidad que emite 160 millones de décimos. Mucha gente no invierte dinero en el mercado de valores porque considera que está poniendo en riesgo su capital y prefieren tenerlo en una cuenta corriente bancaria generando, actualmente, solo gastos y comisiones. Pero, sin embargo, todo el mundo o casi todo, compra lotería mensualmente como el “euromillón” o “la primitiva” (con una participación del 48% y 46%, respectivamente) o, al menos, lo hace en Navidad con el Gordo y la del Niño. Todos buscan dar “el pelotazo” para “tapar agujeros” y “quitarse de trabajar”. Es verdad que con ese “pelotazo” taparían muchos agujeros, la prioridad de los mismos ya sería otro debate, pero desde luego no les “quitaría de trabajar”. El problema está en que, ¿de verdad va a llegar ese pelotazo? Analicémoslo.

La probabilidad de que toque el Gordo, un 2º premio o un 3º en la lotería especial de Navidad es del 0,001%, es decir, 1 entre 100.000. Teniendo en cuenta que la media de décimos que compra un español es de 2, a 20€ cada uno, la rentabilidad para cada premio sería del 1282000% en el Gordo, 500000% en el 2º premio y 200000% para el 3º. Desde luego, es un buen “pelotazo” como se dice. Pero el problema está en que, si la probabilidad de que toque es del 0,001%, el riesgo de que no toque es del 99,999% y ningún financiero escogería una inversión que suponga un riesgo de casi el 100%.

Y ¿por qué lo hace la gente? La pérdida está prácticamente asegurada, de hecho, teniendo en cuenta todos los premios que se dan, el 9% recupera la inversión y el 86% se va sin nada, es decir, solo pierde el dinero.probabilidades en el gordo Y creo que la respuesta está en dos motivos: la ilusión y el pequeño gasto que supone. El deseo de solucionarte la vida (imposible prácticamente) y según esa media (40€ que te cuestan los 2 décimos) “si 40 euros te solucionan la vida ¿por qué no?”. Y aquí radica el problema. Y es el de no considerar el largo plazo, porque si hacemos eso, estimando que una persona compra durante 45 años la lotería de Navidad, gastaría en total 2.160€ y si añadimos la del Niño, donde la probabilidad de ganar algún premio es del 7,82%, la cantidad se elevaría a 4.275€.

Solo hemos tenido en cuenta dos sorteos especiales que se producen una vez al año, pero pensemos ahora en todos los amigos, familiares o incluso tu mismo, que compran o compras lotería mensualmente, como el euromillón y primitiva o el cuponazo de la ONCE, esperando ese milagro que te solucione la vida. Y en peor situación nos encontramos, las probabilidades son ahora 0,000006%, 0,000007% y 0,0000067%, respectivamente. En una encuesta hecha por OCU, estiman que la media de gasto en este tipo de loterías sería de 377€ anuales, que en 45 años suponen un gasto de 16.965€, sumados a los de las dos especiales, alcanzaríamos la cuantía de 21.240€ que gasta de media un español a lo largo de su vida en loterías.

Si lo que queremos es tapar agujeros, que normalmente son deudas a largo plazo, ¿por qué no buscamos una solución a largo plazo en lugar de a corto? Si el banco no nos da intereses, podemos diversificar en bolsa, inversiones que ni mucho menos tendrán un 99% de riesgo. Hay valores en bolsa que no dependen del azar, sino que son reflejo en gran medida de la marcha de una empresa. En el Ibex 35 hay hasta ocho valores que generan un 7% de rentabilidad en concepto de dividendos anualmente, proporcionando (el Ibex al completo) en 25 años una rentabilidad histórica anual del 9,1%. Si el gasto en lotería se convirtiera en inversión en acciones reinvirtiendo todos los años el dividendo, al cabo de 45 años, con un 7% habremos obtenido una rentabilidad del 2100,25%. Y solo hablamos de destinar el 4,61% del SMI.

interes compesto dividendos

rentabilidad

Si empleáramos la bolsa como una manera de ahorrar parte de nuestro dinero, diversificando nuestra cartera de valores, estaríamos de verdad ayudando a tapar nuestros agujeros, no gastando en un imposible. El riesgo de la lotería es mucho mayor, y a largo plazo peor aún.

No tengamos miedo a perder nuestro dinero en bolsa, porque desde luego el riesgo es muchísimo menor. Tampoco busquemos “pelotazos”, porque los verdaderos financieros viven de las pequeñas y regulares rentabilidades a largo plazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s