Libertad, la clave del progreso

Artículo en La Voz de Córdoba.

Si en 1776 Adam Smith publicaba su obra La Riqueza de las Naciones, donde estudiaba los factores que podían determinar la riqueza o el progreso económico de un país, nosotros trataremos hoy el elemento clave y fundamental que hace que un país progrese a nivel económico y también social: la libertad.

A priori, podríamos considerar la libertad como algo totalmente necesario y coherente con la naturaleza humana, e incluso, desde un punto de vista más alejado del iusnaturalismo, por un mero proceso dinámico de prueba y error se concluiría que la libertad beneficia, claramente, a las sociedades que disponen de ella.

Muchos estudios ya lo tratan, el Cato Institute y la Heritage Foundation son dos organizaciones liberales de EEUU que se encargan de elaborar cada año índices de libertad humana y libertad económica, respectivamente. En los informes que acompañan a dichos índices, se comparan los resultados con otros indicadores como la renta per cápita, Índice de Desarrollo Humano (IDH), Índice de Desarrollo de Género (GDI), Índice de Desempeño Ambiental (EPI), etc.

Curiosamente, en todas las comparaciones que se establecen entre índices de libertad económica y humana y los distintos indicadores restantes, se observa un grado de correlación considerable. A mayor grado de libertad económica, más libertad humana (más derechos civiles). Cuanto mayor es el grado de libertad económica, más alto es el Índice de Desarrollo de Género, el Índice de Desempeño Ambiental, la renta per cápita o el Índice de Desarrollo Humano. Cuanta más libertad, más prosperidad. Pero, ¿esto es debido a una mera casualidad?

Que un país o región alance niveles de progreso en el largo plazo más altos que el resto no es algo aleatorio. El grado de libertad del que disponen los ciudadanos es un componente esencial para poder alcanzar esas cotas de prosperidad. Como decía al principio, lo podemos atribuir a la concepción iusnaturalista de la libertad como derecho humano fundamental, pero, también podríamos entenderlo como consecuencia claramente positiva desde un prisma más relativista.

Sea por la causa que sea, la evidencia es aplastante. Y una de las razones -poco conocida- que podríamos considerar es la de la Escuela Austriaca de Economía, en relación a la función empresarial. Según esta escuela de pensamiento, el fenómeno que hace posible el progreso económico y social en general, es la creatividad empresarial. Una cualidad humana de todas las personas –no solo de los empresarios, aunque se le de ese nombre- que hace que nuevos productos, técnicas, normas, formas de vida, etc… estén continuamente descubriéndose y probándose, hasta conseguir dar con algo que mejora nuestras vidas. Pero, para que la creatividad empresarial pueda desarrollarse plenamente y se den los procesos de cooperación social necesarios, la sociedad y los individuos necesitan de libertad. Una libertad, entendida en sentido negativo, como la no interferencia de un tercero en la realización de una actividad que nos corresponde como legítima. En la mayoría de los casos, es el Estado el que ocupa el lugar de ese tercero y nos impide potenciar en libertad esos dones y habilidades que mejoran la sociedad.

Como caso contrario, podríamos encontrar el socialismo o planificación centralizada de lo económico y social por parte del gobierno. Algo que, además de fracasos históricos evidentes, es teóricamente imposible, tal y como fue demostrado por los profesores Mises y Hayek, a principios del siglo XX. La coacción y la falta de incentivos en el sistema socialista, es lo que hace imposible el funcionamiento de la creatividad empresarial, algo que trae consigo el estancamiento social y productivo.

No es por azar por lo que los países son más prósperos, sino por la concesión de mayor libertad a sus ciudadanos, hecho que facilita la articulación de la creatividad empresarial y humana y la coordinación de los distintos individuos y grupos sociales. A los datos me remito.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s